Fotografía


Condenado

Condenado

Cristian Garavito

El Espectador

La foto del hacker Andrés Sepúlveda, que le guiña el ojo a la cámara el día de su condena a 10 años de prisión, es resultado del sentido de oportunidad del reportero, pero también es la síntesis de un país en el que la corrupción, las chuzadas telefónicas y la criminalidad se han paseado con cinismo por distintas esferas del poder político. El mérito de una buena foto, como la obtenida por Cristian Garavito y destacada en primera página de El Espectador, rescata el papel de la imagen para contar —también ella— la historia de un país.